6 de diciembre de 2011

Relato Cuántico 26

La víspera de la extraña muerte de su marido, conoce al que será padre de sus hijos.

[Este relato cuántico ha sido publicado, el 9 de diciembre de 2011, en el blog Buen fin de semana.] 

5 comentarios:

  1. Me lo he leído dos veces porque la primera no he captado la dureza del texto. La segunda se me ha encogido algo en entre los intestinos y el alma.

    ResponderEliminar
  2. Aunque leyéndolo una tercera vez, echo en falta un artículo. Creo que escrir "conoce al que será el padre de sus hijos" suena mucho más duro, más impactante.

    En los nanorrelatos ya no son frases o expresiones lo que cuentan, ¡hasta las tildes te lo pueden hundir o levantar! El detalle adquiere dimensiones cuánticas. XD

    ResponderEliminar
  3. Te lo creas o no, le estuve dando vueltas a ese artículo un buen rato -leo poco pero pienso mucho-. Al final, como suele suceder cuando repites mentalmente una misma palabra muchas veces, no tenía ya ni idea de lo que estaba diciendo o pensando o yo qué sé.
    De todas formas, a mí me gusta más "será padre" que "será el padre": el primero es más atemporal, el otro me suena a coyuntural. Pero es sólo la opinión de alguien que pierde el tiempo por un quítame-allá-ese-artículo.
    Por cierto: muchas gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  4. «me gusta más "será padre" que "será el padre": el primero es más atemporal, el otro me suena a coyuntural»

    La verdad es que el matiz que apuntas es cierto. Driblando la temporalidad, adquiere una resonancia más bíblica, cósmica, grandilocuente.

    ResponderEliminar