30 de octubre de 2012

Relato Cuántico 355

El día que echó por tierra su reputación, pudo por fin volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada