2 de noviembre de 2012

Relato Cuántico 358

Mi coche me ha costado una fortuna, pero ahora soy la envidia de todos los atascos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada